miércoles, 21 de agosto de 2013

les comparto un poema

 

el agua

que no parece agua

atropella impetuosa

sobre el cauce del río manso

mis oídos

se hacen sordos en el torrente

el agua

que no parece 

agua rompe y se lleva

las fuertes y altas ramas

de los sauces detenidos

apenas en las orillas...¿cuáles?

desaparecen las cortaderas

de pelos largos entre la espuma de arcilla

las enormes rocas

se pierden de vista en el baño

sobrenatural

¿habrán podido escapar las lagartijas?

¿las viboritas habrán huido?

¿quedará después el esqueleto de la vaca

distraída sobre las piedritas del río?

supe que perecieron en la turbulencia, ví

que algunas cosas cambiaron, volví

al buen río

en sus ollitas cristalinas mojé

mi cuerpo en su agua fresca.

María Clara Podestá, Cuaderno 2013


No hay comentarios:

Publicar un comentario